Comparte con tus amigos, no te quedes para ti la información :)

El cuidado de los pies en verano adquiere una gran importancia si se quieren evitar todos los problemas que pueden surgir a causa del calor, ir descalzados en determinados lugares públicos, utilizar un calzado inadecuado, sudoración excesiva de los pies y en especial una higiene deficiente.

Para mantener los pies sanos durante el verano revisa las siguientes recomendaciones:

  • Higiene de los pies: es el aspecto más importante del cuidado de los pies. Después de cada ducha hay que secarlos perfectamente con la toalla, poniendo especial atención a los espacios entre los dedos y el pliegue que se forma en la unión de estos en la planta. También conviene hidratar la planta de los pies con una crema indicada para ello.
  • Sudor: después de lavar y secar adecuadamente los pies, puede utilizarse un antitranspirante (no un desodorante), o productos secantes (talco o antifúngicos si se desea prevenir una posible infección). Un sudor excesivo puede hacer que se agriete la piel entre los dedos.
  • No compartir toallas ni calzado: hacerlo supone un riesgo frente a las infecciones fúngicas.
  • No caminar descalzo en superficies calientes: evapora el sudor de los pies y seca la piel, generando la aparición de durezas. Conviene hidratar los pies todos los días con cremas especiales para ello, preferiblemente por la noche.

En la siguiente infografía verás los 4 pasos para cuidar tus pies en verano:

Recuerda que puedes consultar con tu farmacéutico/a. Ellos podrán asesorarte en todo lo necesario.


Comparte con tus amigos, no te quedes para ti la información :)
Share This