Comparte con tus amigos, no te quedes para ti la información :)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La primavera trae consigo la floración de un gran número de plantas y, con ella, la aparición de los síntomas alérgicos de miles de personas. Y es que la primavera es una de las estaciones de mayor impacto de los pólenes y, en consecuencia, de mayor presencia de alergias. En España casi el 30% de la población padece algún tipo de alergia y parece que ese número aumentará en los próximos años como consecuencia de diferentes factores medioambientales.


La intensidad de la alergia va a variar en función de la polinización de los granos de polen, ésta se puede clasificar en:
• Leve: < 4.000 granos/m3

• Moderada: 4.000 a 6.000 granos/m3

Intensa: >6.000 granos/m3

El polen de las plantas es el responsable de las alergias. El aumento o disminución de los granos de polen se puede ver alterado por distintos factores:
• El nivel será mayor por la mañana (hasta las 10 a.m.) y por la tarde (entre las 19 y las 22 horas).
• Los días con aire agitan el polen e incrementan su presencia.
• Los días lluviosos lo disminuyen.
• Los días secos y calurosos son los de mayor concentración de polen en el ambiente.


El polen y sus consecuencias
El polen puede provocar en los alérgicos: estornudos, picor de ojos, lagrimeo ocular, tos…Incluso, en casos extremos, puede producir eccemas o habones* en la piel de la persona cuando esta entra en contacto directo con las plantas productoras del polen al que es alérgico. Y, por si fuera poco, una misma persona puede tener alergia a uno o distintos pólenes a la vez, por lo que los expertos recomiendan acudir a un alergólogo que realice un estudio completo de los factores que provocan la enfermedad.


Los síntomas frecuentes de las alergias en primavera
Hay que saber distinguir los síntomas de un resfriado común, de los que tienen lugar cuando se padece una alergia relacionada con la primavera. El cuerpo responde a los estímulos generando una rinitis alérgica, que consiste en una inflamación de la mucosa de vía aérea respiratoria, especialmente de la nariz, provocando estornudos, congestión nasal, picazón de nariz, paladar, ojos y oídos. En algunos casos también puede afectar a los bronquios produciendo asma alérgica.


La principal diferencia de una persona que padece un resfriado y la que padece una alergia primaveral es que la segunda manifiesta los síntomas durante toda la primavera, o casi con toda seguridad en las semanas en las que la concentración de partículas en el ambiente sea más destacada. En el caso de un resfriado, los síntomas duran unos pocos días, hasta que el virus es combatido y desaparece de nuestro cuerpo.

Cómo prevenir los síntomas de las alergias en primavera
Para prevenir los síntomas de las alergias en primavera, se pueden tomar algunas medidas bastante efectivas. Por ejemplo, al viajar en un vehículo, debemos mantener las ventanillas cerradas y en caso de que sea posible usar un filtro “antipolen”. Por otro lado, es aconsejable mantener las ventanas de nuestro hogar cerradas mientras dormimos, y ventilar adecuadamente, ya sea a primera hora de la mañana o por la noche. Mientras duermes, las ventanas deben estar cerradas.
Por otra parte, no es recomendable salir a la calle en los días de más polinización y también se recomienda permanecer dentro de nuestro hogar en los días en los que haya mucho viento, ya que éste remueve el polen. Al realizar actividades deportivas, lo más aconsejable es realizarlas en lugares cerrados. Es importante, en cualquier caso, que las personas con alergias en primavera evitan las salidas al campo o a la montaña y debemos recordar también pulverizar con agua la casa o estancia donde se encuentre el alérgico con frecuencia.


Recuerda que puedes consultar con tu farmacéutico/a. Desde Cofarca promovemos el consumo responsable de los medicamentos siempre bajo prescripción médica o bien consejo de su farmacéutico/a.


* Los habones son placas elevadas de la piel, que hacen relieve, grandes, rojas, parecidas a las picaduras de mosquito, y generalmente pican mucho. Suelen medir más de medio centímetro, a veces son muy grandes, de varios centímetros, de forma irregular, se unen unas a otras, dibujando como mapas.


Comparte con tus amigos, no te quedes para ti la información :)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Share This