Comparte con tus amigos, no te quedes para ti la información :)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Casi el 20% de las consultas que reciben a diario los farmacéuticos son sobre alimentación infantil. Los padres, sobre todo los primerizos, necesitan despejar ciertas dudas sobre los mejores alimentos para los bebés y niños, y la farmacia se convierte en la principal vía de información para asesorarse sobre los productos y suplementos adecuados.

Importancia de elegir la farmacia para comprar los productos de alimentación infantil

Las necesidades nutricionales de los niños son elevadas dado que el organismo no está maduro y todos aquellos hábitos alimenticios que se aprendan en esta etapa serán difíciles de cambiar en el futuro. Además, unos hábitos de vida saludables son sinónimo de bienestar, correcto crecimiento y desarrollo.

La etapa de crecimiento tiene unas necesidades nutricionales superiores a la de otras etapas de la vida, es por todo esto por lo que la alimentación de los más pequeños de la casa debe estar controlada para evitar problemas de crecimiento y desarrollo.

Es en este momento en el que entra el papel del farmacéutico en marcha, ya que este es el profesional del sector sanitario que está a mejor alcance para los padres, ya que conoce la variedad de productos disponibles para una correcta alimentación infantil, por lo que podrá asesorar en la elección de aquellos alimentos adecuados, teniendo en cuenta las indicaciones de su médico o pediatra.

Los productos de alimentación que se venden en farmacias están formulados para cubrir todas las necesidades diarias del niño, atendiendo a cada etapa nutricional.

Productos de alimentación infantil en la farmacia

En la farmacia se pueden encontrar numerosos productos de alimentación infantil que aúnan calidad y aportación de nutrientes adaptados a las necesidades de los más pequeños.

Leches de fórmula

Los laboratorios fabricantes de estos alimentos se rigen bajo la ESPGHAN (Comité de Nutrición de la European Society of Pediatric Gastroenterology, Hepatology  and Nutrition) para realizar su composición. Las investigaciones de estos laboratorios son continuas para conseguir fórmulas cada vez más adaptadas a las necesidades de los niños.

Las leches de fórmula se clasifican en:

  • Fórmula de inicio. O tipo I, son leches adaptadas para lactantes desde 0 hasta 4 – 6 meses.
  • Fórmulas de continuación. Leches adaptadas de tipo II para niños de 6 a 12 meses que suelen suplementarse en hierro para favorecer el desarrollo cerebral y evitar la anemia.
  • Fórmulas de crecimiento. Leches adaptadas del tipo III para niños de 1 a 3 años
  • Leches especiales. Se clasifican en leches de tipo I, II y III aunque están especializadas en solventar problemas que pueda tener el bebé en su alimentación. Pueden ser:
    • Antirregugitación: están indicadas para niños que no cogen suficiente peso.
    • Antiestreñimiento: se les modifica el patrón graso para evitar el estreñimiento en los niños.
    • Sin lactosa: indicadas para intolerantes a este componente de la leche o para su uso durante procesos diarréicos.
    • Leches hidrolizadas: son sometidas a un proceso de hidrólisis para favorecer la asimilación de la leche y disminuir los cólicos.
    • Leches para prematuros: están compuestas por un mayor porcentaje de nutrientes para cubrir las necesidades de los bebés prematuros.

Bolsas de frutas y zumos

Son alimentos elaborados con frutas 100% ecológicas o bio sin ningún tipo de conservantes ni de azúcares añadidos, ideales para medias mañanas, meriendas o postres.

Papillas de cereales y galletas

Estos alimentos están indicados para introducirse en la dieta de los bebés en la etapa de transición (enlace a etapas de la alimentación infantil). Se deben consultar siempre los ingredientes de cada papilla y para decidir en que momento se puede comenzar a introducir el gluten. Las papillas deben estar elaboradas con cereales controlados desde el origen y sometidos a procesos para hacerlos más digestibles. Es recomendable que la papilla no contenga azúcares añadidos, para ayudar a desarrollar el sentido del gusto.

Potitos

Los potitos son una buena opción y cómoda para comidas, meriendas y cenas, aunque no se debe abusar de ellos para la alimentación de los niños. Existen una gran variedad de estos alimentos, incluso una parte de ellos pueden estar elaborados con ingredientes ecológicos o bio certificados.

En la farmacia se puede encontrar alimentación infantil para todas las etapas de la alimentación de los más pequeños. Cuentan con una amplia gama de productos nutricionales, entre los que sin duda se podrá encontrar aquel indicado por el pediatra. El farmacéutico y todo su equipo podrá informar sobre los productos disponibles en el mercado que se adapte a los gustos y necesidades del niño.


Comparte con tus amigos, no te quedes para ti la información :)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
Share This