Comparte con tus amigos, no te quedes para ti la información :)
  • 15
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    15
    Shares

La creciente preocupación por tener una piel hidratada y cuidada, ha supuesto que la farmacia se convierta en el segundo canal de elección a la hora de adquirir un producto cosmético. Esto se debe a que los productos dermocosméticos no sólo embellecen la piel sino que, además, proporciona un cuidado y tratamiento para la misma, posibilitando adaptar el producto a las necesidades de la piel.

Es por esto que la prescripción farmacéutica tenga un papel destacado a la hora de adquirir este tipo de productos. Además, aporta un valor añadido a esto productos que el farmacéutico pueda asesorar de manera personal, ya que es el profesional sanitario que está al alcance de los usuarios y se mantiene a la vanguardia en todo momento de los posibles cambios y actualizaciones de este tipo de productos, generando un gran valor añadido al usuario , puesto que se le brindará un servicio mucho más personalizado y con mucha más calidad.

Por tanto, la farmacia tiene que ser el referente en productos para el cuidado de la salud, aportando seguridad y profesionalidad al usuario, es por ello por lo que la dermocosmética es una gran oportunidad para tratar la piel, usando productos testados dermatológicamente para conseguir adaptar el producto a las necesidades de la piel. De hecho, el uso de estos productos genera que todos los farmacéuticos tengan que estar al día de los nuevos productos, haciendo que sean capaces de elegir aquellos productos con mayor calidad para luego poder recomendarlos según las características dermatológicas y fisiológicas de la piel que presenten los usuarios. De esta manera se consigue que el cliente reciba el mejor producto según sus necesidades y características, logrando la perfecta armonía entre profesionalidad y seguridad.

El crecimiento del sector del cuidado personal, supone que el consumidor busque y valore un profesional sanitario que pueda aconsejar y recomendar lo mejor para conseguir el objetivo de embellecer la piel o el cabello, de manera segura y siempre teniendo en cuenta las características específicas del consumidor.

Asimismo, es necesario tener en cuenta una serie de claves muy importantes de la importancia de la prescripción farmacéutica en dermocosmética, ya que la figura del farmacéutico y el resto de sus compañeros es muy importante a la hora de adquirir este tipo de productos y dejarse asesorar por este profesional ya que el farmacéutico conoce al cliente y puede asesorar de una manera más concreta al usuario.

En definitiva, a pesar que hoy en día se está más informado gracias a internet y se puede saber qué producto se desea, es importante contar con el asesoramiento de un profesional a la hora de comprar este tipo de productos dermocosméticos. Es es este momento cuando el farmacéutico desempeña un papel fundamental dado que conoce los productos, los problemas cutáneos y capilares, adaptando así el producto a la necesidad específica del consumidor.


Comparte con tus amigos, no te quedes para ti la información :)
  • 15
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    15
    Shares
Share This