Comparte con tus amigos, no te quedes para ti la información :)

A continuación explicaremos todo lo que has de tener en cuenta sobre tu protecctor solar:

El factor de protección solar (SPF) comparado frente a la cantidad de tiempo que tarda la piel en enrojecer cuando no se usa un protector solar, representa un índice que indica cuánto tardan los rayos UVB en penetrar y enrojecer la piel donde se aplica el protector solar. Cuando se usa un producto con SPF 30 por ejemplo, significa que la piel tarda en enrojecer 30 veces más que sin protector solar.

SPF 50+: Es el adecuado para niños a partir de seis meses. Aunque si eres muy blanco también es el recomendable.

SPF 50: Este es el factor que debes utilizar si tienes la piel muy blanca y delicada, que tienen tendencia a ponerse rojos y les cuesta ligar bronceado.

SPF 20-30: A medida que tu piel se vaya poniendo morena puedes ir reduciendo el SPF. Una protección media podría ser suficiente.

SPF 15: Si ya eres moreno de por sí, o estás muy bronceado, puedes utilizar protectores solares con un SPF inferior.

El SPF es uno de los factores más tenidos en cuenta a la hora de elegir un tipo de protector solar u otro.

Recuerda que puedes consultar siempre con tu famacéutico que tipo de fotoprotección deberías usar. Es recomendable usar siempre una protección mínima de 30 SPF.


Comparte con tus amigos, no te quedes para ti la información :)
Share This