Comparte con tus amigos, no te quedes para ti la información :)
  • 6
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Shares

El nuevo modo de vida que se desarrolla en la sociedad actual, influye en el estado de la piel. Además, cada piel es diferente lo que supone que tanto hombres como mujeres se preocupen aún más por el cuidado este órgano tan importante del cuerpo humano. Es esta preocupación por el aspecto y el mantenimiento de la tez, la que hace que aumenten las ventas de productos cosméticos y dermocosméticos aunque hay que tener claro que los productos que se utilicen para tratar deben estar basados en necesidades específicas para tratar aquellos problemas cutáneos o de belleza. Pero, ¿Sabemos cuál es la diferencia entre dermocosmética y cosmética?

La cosmética tiene como objetivo preservar y embellecer el cutis, mejorar el contorno corporal y cuidar o preservar el cabello, es decir, la cosmética busca producir belleza en el cuerpo humano, por lo que supone una gran ayuda para mejorar el aspecto de la piel, ya que estos productos se utilizan tanto para la belleza como para la higiene del cuerpo.

En cambio, la dermocosmética es una disciplina que aúna la cosmética y la dermatología ya que sus beneficios van más allá del embellecimiento de la piel. Los productos dermocosméticos están indicados para mantener el PH de la piel, a la vez que logran un efecto hidratante, calmante y descongestivo. Además los productos dermocosméticos son aptos para nutrir todo tipo de pieles, centrándose en aquellas con necesidades especiales. La dermocosmética está basada en estudios clínicos para lograr una composición adecuada a cada tipo de piel.

A pesar de que la diferencia primordial entre cosmética y dermocosmética sea que la segunda se centra, además de en la belleza de la piel, en su cuidado dermatológico, existen otras diferencias que es necesario tener en cuenta para reconocer y satisfacer la necesidad de nuestra piel en cada momento.Y es que los productos dermocosméticos no sólo se ciñen a dar una solución temporal, sino que su objetivo es tratar de raíz el problema cutáneo para eliminarlo o atenuarlo sin dejar de lado su función cosmética.

Aparte, de las diferencias en su objetivo, y la solución que pueden proporcionar, los productos dermocosméticos se diferencian de los productos cosméticos en:

  • Los productos dermocosméticos están basados en principios activos de eficacia comprobada.
  • La formulación de los dermocosméticos ha sido revisada en estudios clínicos.
  • Se recomiendan para tratar cicatrices, como tratamientos de antisudoración, acné o manchas, así como para rejuvenecimiento.
  • La textura del producto y su composición química es adecuada para disminuir el riesgo de reacciones alérgicas.
  • Los dermocosméticos están testeados bajo control dermatológico.
  • Estos productos equilibran y regulan la actividad de la piel y el pelo desde la base para asegurar un efecto prolongado.

En definitiva, es necesario saber para qué se va a utilizar el producto, ya que si se tiene una piel sensible o se es propenso a tener una piel grasa, los productos dermocosméticos serán un aliado, aunque para ocasiones puntuales los cosméticos cumplirán la función de mantener la belleza en la piel. En cambio, si lo que se busca es un efecto prolongado y duradero será necesario elegir los dermocosméticos ya que además de embellecer la piel, se centran en mantener a raya cualquier problema cutáneo o capilar que se pueda tener.


Comparte con tus amigos, no te quedes para ti la información :)
  • 6
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    6
    Shares